jueves, 1 de enero de 2009

Entrevista con el Vinilo: Parte 2 Bis

Entrevista

  • ¿Qué significa ser un "audiófilo"?
Audiófilo es la persona amante de toda la tecnología involucrada en reproducir el sonido (música, exclusivamente) de la manera más fiel posible a la fuente original. Un audiófilo no es un fan del iPod, ni de las minicadenas baratas, ni de las descargas de internet. Un audiófilo necesita saber que tiene el mejor sonido que puede pagarse.

Un audiófilo es ante todo un melómano y después, un amante de la tecnología que busca en ella la mejor manera de disfrutar de la música. No tiene sentido ser audiófilo sin ser melómano.


  • Es casi un ritual poner un vinilo... la aguja... el sonido, no tiene nada que ver con un cd, ¿qué prefieres? ¿Ha cambiado la tecnología de reproducir vinilo en los últimos tiempos?

Cuando el disco de vinilo reinaba, en el periodo 1950-1990, lo cierto es que los aparatos que existían para reproducirlo no tenían el nivel de los aparatos actuales. La ingeniería mecánica y electrónica no estaba tan avanzada y en general, el refinamiento constructivo no llegaba a las cotas actuales. Toda la sociedad ha ido avanzando y la gente ahora exige más que antes a la tecnología, aunque también ahora se ha establecido un salto muy importante entre la electrónica de consumo a gran escala y los aparatos de excepción, aquellos en que el coste de producción no es un factor decisivo. Ahora lo que reina es la mediocridad lo más barata posible. La gente en general, independientemente de que tenga o no dinero, no quiere pagar más de 30 euros por un reproductor de DVD.

El ritual del vinilo está ahí y es obvio. Yo siempre digo que el CD es para poner música de fondo. El vinilo exige involucrarse más en el acto de escuchar música: limpiar el disco, poner la aguja, levantarse a darle la vuelta, no tienes mando a distancia para saltar de canción, etc. La funda grande, con fotos bonitas... La presentación del CD, con su minicajita, no tiene punto de comparación con el vinilo… El vinilo tiene indudablemente un factor fetichista muy potente, aunque no es un soporte tan conveniente como el CD y mucho menos que el Mp3 y el iPod

El sonido del vinilo es más cálido y realista que el del CD. Yo supongo que es porque los CD’s están muy ecualizados, muy tratados para sonar bien en una minicadena o en el coche. El rango dinámico está muy comprimido, a pesar de que el formato teóricamente permite una calidad superior. El vinilo está exclusivamente pensado para escucharse en casa, en un equipo dedicado y normalmente de alto nivel. Entonces los ingenieros de sonido pueden centrarse en conseguir el mejor sonido, que siempre será el menos manipulado y ecualizado. En audio, como en muchos campos, menos es más. Cuanto menos tratada, ecualizada, digitalizada, “des-digitalizada”, sea la señal original desde el artista hasta el oyente, más fiel será a la realidad. Esto se ve mucho en las grabaciones de música clásica, que suenan, para el oyente medio, como planas, sin vida, pero en realidad son super-fieles al sonido original que oiríamos en una sala de conciertos.
  • ¿Tienen más calidad los vinilos que se fabrican ahora?

Cuando el vinilo no tenía que competir con el CD, el producto se fue dejando y no todo lo que salía estaba a la altura en cuestión de calidad, especialmente en los años 80. Malos prensajes, vinilo muy delgado (y que por tanto se dobla y deforma fácilmente) y sonido poco cuidado.

Ahora el vinilo es un producto muy enfocado al mercado audiófilo y coleccionista, y por tanto está mucho más cuidado, tanto en presentación como en fabricación del propio disco y especialmente, en sonido. Ahora las discográficas sacan ediciones de lujo en que todo está super-cuidado. Se acude a los originales en mejor estado y se remasterizan con la mejor electrónica posible.
  • ¿En qué consiste tu equipo musical? ¿Cuánto tiempo/dinero inviertes más o menos en esta pasión por el sonido?

Tengo como fuentes un DVD Audio y Video, un SACD, un plato giradiscos, preamplificación y amplificación de potencia multicanal y un sistema 7.1 de cajas acústicas. En la parte visual, un sintonizador de TDT, pantalla y proyector. También tengo un reproductor de archivos digitales que va muy bien para poner música de fondo.

Invierto todo el tiempo que puedo, que normalmente son unas pocas horas el fin de semana. Dinero, todo el que me sobra cuando pago lo necesario para sobrevivir. Normalmente, cada X tiempo necesito comprarme un cacharro nuevo. Y comprar discos es como mi válvula de escape.
  • ¿Cuál es la experiencia... en qué cambia escucharlo así?
Indudablemente, cuanto más se acerca el sonido a la fuente original, cuanto más realismo tenemos, más capacidad de emocionar tendrá. Es como ver un cuadro en una foto o verlo al natural. Personalmente, me fascina el sonido de los instrumentos en directo, por lo que quiero tener eso mismo en casa para escuchar cuando me apetezca.
  • ¿Bajas música de internet? ¿qué te parece el mp3? ¿has oido hablar del mp7... se parecerá al vinilo?

Sí. He bajado música de iTunes, pero, en general, tener un archivo informático de música no me llena. El producto de iTunes es muy caro para lo que ofrece: calidad media y ningún extra. Necesito poseer el disco, preferentemente en vinilo, tocar la carpeta, leer los créditos, ver las fotos. También, descargar música ilegalmente me parece una falta de respeto por el artista.

El Mp3 no es alta fidelidad, aunque definitivamente es música. Llevar encima de ti toda tu colección de música y poder ponértela cuando y donde quieras es fantástico…. Y te abre el apetito para al llegar a casa escucharla como Dios manda: En vinilo o, en su defecto, en CD.

El MP7 es la evolución del Mp3. Mejorará la calidad que sin duda podrá aproximarse mucho al vinilo, pero el factor fetichista sigue sin aparecer.
  • ¿Crees que hay una vuelta al vinilo, que realmente las discográficas, ante la piratería van a rescatar este formato?
En este campo, como se dice en la Blogosfera, el futuro es el pasado. Ante la caída de ventas del CD y el auge de las descargas ilegales, no queda más remedio que sacar un producto que no se pueda piratear, tenga un valor diferencial y que obligue al consumidor a comprar, y el vinilo es perfecto para eso. Yo creo que la industria discográfica ha estado ninguneando durante mucho tiempo al aficionado con productos de dudosa calidad, tanto musical como sonora. Se ha maleducado al usuario y se ha banalizado la música como arte. Ahora, con el peligro que suponen las descargas, se han tenido que poner las pilas y ofrecer un producto de calidad. Pero lo veo más como los últimos coletazos que como una revolución, aunque sin duda, puede funcionar.
La mejor idea que le he visto a la industria discográfica en años es sacar vinilos con un cupón para descargarte el disco en MP3, aunque sería mejor que fuera en un archivo digital sin comprimir, o Mp7 en su momento. La otra buena idea que tendrían que tener es bajar el precio de los CD’s, al menos en este país, y mejorar la presentación con Digipacks, material extra, etc.
  • ¿Qué disco destacas de tu colección?
Realmente no tengo discos que sean piezas de coleccionismo únicas, porque son muy caros y no necesariamente tienen una calidad sonora a la altura. Prefiero tener material de calidad y disfrutarlo que tener una pieza única que no pones nunca por miedo a que se ralle. Lo máximo que he pagado por un disco de vinilo son 80 euros por el Abbey Road de Los Beatles del sello Mobile Fidelity de segunda mano. Nuevo valía unos 250 euros. Posteriormente, me compré una caja con toda la discografía de los Beatles en Mobile Fidelity, que me costó unos 500 euros (una ganga que pillé en eBay). Este sello hace probablemente los mejores vinilos que se pueden tener actualmente. Salen de los masters originales y el sonido es excepcional. Todo son reediciones de discos clásicos, ya que el coste de producción es muy alto y no se arriesgarian con un disco que no saben seguro si se venderá o no. Ahora tengo cantidad de discos de este sello, pero por ninguno he pagado más de 60 euros. Ayer me llegó un paquete de EEUU con un montón de vinilos, que enumero a continuación (donde pone mfsl, son discos de Mobile Fidelity), con los precios que he pagado en dólares:

Grateful dead "Reckoning" 2 lp set $17.00
REM "Reckoning" Import Copy w/obi $27.00
REM "Chronic Town" Import Copy w/obi $27.00
The Police "Synchronicity" still sealed (orig) (quiex) $27.00
Carole King "Tapestry" 45 rpm classic 4x1 180gr $75.00
Grateful Dead "Terrapin Station" wlp banded for airplay $17.00
Grateful Dead "Touch of Grey" 1/2 speed 45rpm 12"er $22.00
Bob seger "Night Moves" mfsl lp $27.00
Love "Forever Changes" Sundazed 180 $10.00
Steve Earle "Washington Square serenade" sealed lp $17.00
Pink floyd Dark Side of the Moon shvl 804 holland import 30th $37.00
The Beatles Let It Be Naked uk import (sealed) $37.00
10,000 Maniacs "In My Tribe" Wlp promo on "audiophile" vinyl $22.00
Kenny rogers The Gambler mfsl new $27.00
John Lennon/Yoko Ono Double Fantasy german import (orig) $22.00
Ella Fitzgerald /Count One O'clock Jump with joe williams $27.00
Benny Carter A Gentleman And His music concord/sealed $22.00
Ella Fitzgerald ella at duke's place jpn pressing $22.00
Frank Sinatra/ Duke Ellington Francis A.&Edward K. tri color reprise $27.00

Estuve seriamente tentado en comprar también "Pleasure and Pain" de Ben Harper con Tom Freund. Este es el disco que grabó Harper antes de firmar con Virgin. Es una grabacion acústica minimalista en que el ingeniero de sonido era el mismísimo George Cardas, de Cardas Audio, y está grabado con micrófonos y cableado diseñados por él mismo. Sólo se editaron 900 ejemplares de este disco y la calidad de sonido prometía ser absolutamente excepcional, pero el precio eran $365, y, por más que me guste Harper, me pareció mucho dinero para un solo disco. Algún día...



No hay comentarios:

Publicar un comentario