domingo, 21 de diciembre de 2008

Opera Prima

Hace poco reencontré casualmente a un compañero de la carrera al que no veía desde hace más años de los que me gusta confesar. Curiosamente, ha resultado que es un audiófilo y melómano empedernido como yo (Dios los cría y ellos se juntan), que hasta tiene su Blog dedicado al tema. Juntos nos hemos apuntado a una serie de mini-cursos sobre Ópera, género del cual él es un experto y devoto seguidor, y yo, un total ignorante. Los cursos los imparte Marga Fernández, de Harteconhache.
[Hago un pequeño paréntesis para recomendar los cursos y el Blog de Marga. Ella es licenciada en historia del arte y experta en el tema, y además tiene la gracia de hablar sobre ello de una manera sencilla pero rigurosa, "desacademizándolo" (como dice ella) y haciéndolo comprensible para el pueblo llano, aquellos que en vez de la titulación en arte tenemos una etiqueta de anís del mono y nos tiene que entrar todo por los ojos y las orejas, y no por el cerebro. Marga da cursos sobre cómo comprender e interpretar la pintura y la ópera, todos ellos muy recomendables para ayudarnos a luchar contra nuestra ignorancia.]

lunes, 8 de diciembre de 2008

Quantum of Solace

Ya he visto la última peli de James Bond
Definitivamente, estamos ante el mejor Bond de la historia. A Daniel Craig aún le falta el sentido del humor, el sibaritismo y el glamour de Sean Connery, pero está trabajando en ello. Se supone que estamos asistiendo al inicio de su carrera como agente doble cero. Hasta ahora ha estado muy ocupado preparándose, y eso incluye aprender idiomas, informática (!), lucha, conducción temeraria, etc. No ha tenido tiempo aún para aprender a apreciar el buen vino y el Martini-Vodka agitado, pero todo llegará…

Mientras tanto, ahora Bond es un ser humano que sangra, se equivoca, se enamora, es reprendido por su jefa... Los malos ahora no son esos personajes de cómic increíblemente megalómanos que vivían en una fortaleza en medio de la selva o del mar con un ejército de desarraigados trabajando para ellos, ni locos que pretenden destruir la civilización humana tal como la conocemos. Ahora son organizaciones criminales que pretenden manipular gobiernos para controlar el agua de todo un país, o ludópatas genios de las matemáticas que se dedican a ejercer de banqueros para terroristas. Las historias, dentro de la ficción, tienen ahora menos fisuras que nunca. Las escenas de acción tienen un realismo que los films anteriores no podían igualar, y Daniel Craig dota al personaje de una dureza y convicción que el metrosexual Pierce Brosnan no podría ni soñar. Estoy convencido de que estas películas soportarán mucho mejor el paso del tiempo que los films de Connery, que, a pesar de todo el glamour años 60, ahora se antojan algo desfasados.

En resumen, “Quantum of Solace” me ha parecido un excelente film de acción y aventuras, y una digna continuación a la nueva saga iniciada brillantemente con “Casino Royale”. Y no, la canción principal "Another way to die" de Jack White y Alicia Keys, NO ME HA GUSTADO.