lunes, 29 de septiembre de 2008

Espiar o no espiar

Un buen amigo y colega me ha contado que le han planteado un "trabajillo" derivado de una situación harto común en la empresa desde el advenimiento de este maravilloso mundo de ocio que es Internet: espiar en el PC de un trabajador.
Escenario:
- Una empresa de un tamaño suficientemente grande como para que la gente no vaya muy "estresada" y no se note mucho si alguien está haciendo lo que hace un pez en el agua (nada).
- Un empleado que trabaja menos que un espía sordo.
- Un jefe con la mosca detrás de la oreja porque cree que el empleado se está columpiando en horas de trabajo y usando para ello el sagrado material informático que la empresa le ha puesto a su disposición para trabajar y ser productivo.
- Un informático atareado (mi amigo) al que el jefe le pide que, fuera de horas, espíe en el PC del empleado en busca de pruebas de su escaqueo (e-mail, historial de navegación, archivos descargados).
Hechos:
- La empresa está bien organizada, adaptada a la LOPD y, por tanto, tiene su documento de seguridad de la información y otros documentos sobre el uso de las herramientas informáticas, que han firmado todos los empleados, donde se especifica explícitamente que las herramientas informáticas son puestas por la empresa a disposición del empleado para el uso profesional, única y exclusivamente.
- El informático encuentra mogollón de visitas a páginas pornográficas y e-mails con chistes, fotos y en general todo tipo de pruebas que demuestran irrefutablemente que el empleado trabaja menos que el sastre de Tarzán.
- El jefe, cabreado, echa al empleado y pretende utilizar toda esa información para hacerlo con despido procedente, es decir, sin indemnización.
Pregunta:
- ¿Es viable la pretensión del jefe en la situación descrita?
Respuesta:
- En el Derecho tecnológico existe algo que se antepone a casi todo, y que es el Derecho a la intimidad del trabajador. A no ser que exista sospecha fundada de un delito (espionaje industrial, pedofilia, etc.), y sólo con una orden judicial bajo el brazo, se puede espiar el PC de un empleado. Por tanto, las pruebas obtenidas ilegalmente, como en este caso, más que ayudar al empresario a un despido procedente, pueden hacer que aún tenga que readmitir o incluso, indemnizar al empleado por irrumpir en su intimidad. Lo mismo pasaría con las escuchas telefónicas secretas.
- Es necesario que toda posible irrupción a la intimidad del empleado, como software que analice los e-mails para detectar SPAM, se haga de la manera menos invasiva posible y sin guardar registro del contenido de los mails (esto Google Apps se lo pasa por el forro porque lee los mails para insertar cuñas publicitarias, pero bueno, ellos están en los USA y sólo es para el servicio gratuito).
- Es muy conveniente que la empresa, al igual que la de nuestro ejemplo, tenga el Documento de Seguridad y una versión reducida del mismo que esté firmado por cada empleado advirtiéndole del uso que puede hacer de los sistemas informáticos y de las medidas de seguridad que se utilizan, como la mencionada en el anterior apartado. Esto puede actuar como disuasivo, pero, de todas formas, al final siempre privará el derecho a la intimidad.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Adiós a Paul Newman

Poco queda por añadir después de todo lo que han dicho en TV y prensa. Sólo quiero remarcar que se nos ha ido uno de los grandes mitos de la historia del cine y una persona entrañable y querida que vivió la vida de la mejor manera posible: demostrando coherencia, generosidad e integridad hasta el final.

Quien no haya visto películas como The Hustler (“El Buscavidas”), Cool Hand Luke (“La leyenda del indomable”) ó The Mackintosh Man (“El hombre de Mackintosh”), por favor, que lo remedie lo antes posible.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Rory Gallagher

Estoy escuchando a Rory Gallagher mientras trabajo. No estoy haciendo nada que requiera de gran atención, pues sería imposible hacerlo con una música tan intensa y poderosa de fondo. Rory, en paz descanse, era un cantante y guitarrista irlandés de blues rock que murió prematuramente a los 47 años tras no superar un trasplante de hígado que le hicieron como consecuencia de su adicción al alcohol. Es triste la gran cantidad de artistas que han fallecido antes de hora, especialmente debido al consumo de drogas o alcohol. Supongo que este tipo de gente especialmente sensible es víctima propiciatoria de caer en adicciones al intentar refugiarse del alienamiento de nuestra sociedad actual.
Tengo que reconocer, no sin cierta vergüenza, que no hace mucho tiempo que le descubrí. Le conocía de nombre y por referencias desde hace mucho tiempo, pero jamás había escuchado nada suyo. Un feliz día, me compré un SACD doble multicananal llamado “Big Guns. The very Best of Rory Gallagher. Más tarde descubrí que, ni este es un disco recomendable para conocer la obra de Rory, ni es posible hacerse una idea acertada de la obra de un monstruo como él con un disco de estas características, pero le tengo cariño porque me abrió las puertas a la obra de este gran músico. Cada vez que descubro e incorporo a mi universo particular algo tan exageradamente bueno que no conocía de antes me siento reconfortado porque veo que aún no está todo perdido, que aún me quedan cosas grandes por descubrir y que conservo, como un niño, la capacidad de ilusionarme ante algo nuevo.
Rory hacía (o hace, porque su música nunca morirá) un blues-rock de raíces tradicionales, pero aportando su personalísima voz e inigualable destreza con la guitarra, así como su inmenso talento como compositor. El blues puede llegar a ser una música monótona por su estructura monolítica y la poca evolución del género, pero en manos de Rory es una continua sorpresa y está a la altura de cualquier estilo musical producido por el ser humano. Tocaba con maestría la guitarra, la mandolina, el saxofón y la armónica, lo cual le daba una gran riqueza y variedad a su música. Escuchando toda su discografía descubres que apenas tenía canciones de relleno. El nivel era fabulosamente alto.
En una ocasión, entrevistaron a Jimi Hendrix y le preguntaron: "¿Qué se siente siendo el mejor guitarrista del mundo?". Jimi contestó: "Bueno, esa pregunta tendría que hacérsela a Rory Gallagher". ¿Cabe mayor elogio?...
Si como guitarrista fue una inspiración para miles de aficionados y profesionales, en directo era un performer de nivel estratosférico y personalmente era un tipo entrañable al que todo el mundo quería.
Cuentan que los Rolling Stones intentaron ficharle en 1974 para sustituir a Mick Taylor, pero tras unas pruebas y al no darle una respuesta en un plazo razonable, Rory se marchó a Japón, donde tenía una serie de conciertos previstos. Finalmente no recibió respuesta de los Stones, que acabaron fichando a Ronnie Wood. Sin duda, esta fue la mejor salida para todos. Rory prosiguió con su carrera personal creando una obra maestra tras otra, Ronnie Wood se unió a la banda de su vida (con permiso de los Faces) y los Glimmer Twins se ahorraron tener que “frenar” a esta bestia escénica como hicieron, a otro nivel, con Mick Taylor o con Brian Jones antes. Rory se habría merendado en escena y en estudio al bueno de Keith con su destreza guitarrística y, si se descuidan, también a Mick como cantante. No me malinterpretéis, adoro a los Stones y toda su obra (hasta “Tatoo You”…), pero está claro que son un grupo en que el todo es más que la suma de las partes, lo cual por supuesto es como tiene que ser.
Aparte de su tremenda influencia en generaciones de músicos y del icono que es para miles de guitarristas, Rory es todo un héroe nacional en su Irlanda natal. Incluso tiene una plaza con su nombre y una estatua (creada por una escultora amiga suya de la infancia) en Cork (República de Irlanda). Comercialmente, vendió 30 millones de discos, lo que no es moco de pavo.
En la wiki tenéis su discografía y links a sitios interesantes como su web oficial , su club de fans virtual en My Space o esta emotiva web de tributo creada por un fan que tuvo el privilegio de verle en directo.
Todo lo que he escuchado de él es recomendable, pero siendo un artista tan increíble, yo empezaría por el principio y me lo tragaría todo. Especialmente intensos son sus álbumes en directo “Irish Tour” y “BBC Sessions” o el concierto disponible en DVD "Live at the Jazz Festival Montreux".

martes, 2 de septiembre de 2008

Friends forever

Hace unos meses pillé en eBay en una increíble oferta (80€) la colección completa en DVD, las 10 temporadas, de "Friends". Contando que cada temporada cuesta normalmente sobre los 30€, fue una auténtica ganga (aunque nada comparado con bajártela, está claro). Varios meses después y tras recorrerme toda la serie entera un par de veces, he llegado a la conclusión de que estamos ante la mejor sitcom (comedia de situación) de la historia de la televisión, y no exagero un ápice. Una verdadera obra maestra cómica y una máquina de precisión de entretener y hacer reír.